Unidad, la gran ganadora de las primarias

Laura Iturbide

0

En los resultados nacionales que definen las candidatas y los candidatos para competir en las próximas elecciones nacionales de octubre, el espacio que apostó a la unidad como respuesta opositora al gobierno neoliberal obtiene un contundente apoyo de la sociedad.  Los datos oficiales publicados presentan un 48% a favor del espacio político que formó un frente diverso y heterogéneo, dispuesto a ponerse de acuerdo en un modelo de acumulación que reactive la economía a partir del consumo y el mercado interno. Para consolidar este espacio, Cristina Fernández de Kirchner definió una estrategia inesperada, ubicándose en un lugar de menos exposición –la vicepresidencia– y adelantando la decisión de convocar a Alberto Fernández como el candidato a presidente del Frente de Todxs.

El domingo 11 la ciudadanía acompañó esa decisión en las Primarias y más de once millones –de casi veinticinco millones de votantes– ratificaron la fórmula Fernández-Fernández para revertir el avance neoliberal, ganador en 2015 en Argentina. Se unió el peronismo, omitiendo todas sus diferencias, enfados e historias de disidencias, y se acercaron espacios populares de la izquierda que ve en el kirchnerismo la plataforma para consolidar espacios colectivos competitivos, y la derecha progresista que supo darle gobernabilidad al gobierno actual pero luego le quitó el voto de confianza al observar las consecuencias del modelo implementado.

En tiempos de permanentes crisis de representatividad alardeadas por la academia, las PASO muestran una alta participación –ascendente respecto de las anteriores primarias para elecciones ejecutivas nacionales– y la unidad como la gran protagonista. También podemos confirmarlo observando la debilidad que expresan los resultados para el resto de los espacios políticos: a) hacia la derecha, Juntos por el Cambio obtuvo 32%, representando la opción más competitiva de la derecha liberal; luego el Frente Nos, una derecha más tradicional, con un 2,6%; al igual que UNITE, 2,2%; y el Frente Patriota, el Movimiento Vecinal y el PAN, con menos de medio punto cada uno; no hemos considerado a los votantes de Consenso Federal, que podrían representarse con cualquiera de estas opciones mencionadas, y son el 8% del electorado, atraídos por una figura técnica porteña con un tradicionalista conservador del interior; b) hacia la izquierda del Frente de Todxs, el Frente de Izquierda y Unidad no acordó con el Nuevo MAS, alcanzando 2,9% y 0,7%, respectivamente.

La sociedad parece no tener tiempo para individualidades y, tras de un gobierno neoliberal-financiero, CFK parece haber interpretado la realidad actual priorizando los acuerdos entre espacios con plataformas programáticas, para un modelo de acumulación que reactive la economía y recupere un Estado presente, que promueva una política inclusiva y una ciudadanía plena. Veremos en octubre cómo sigue este asunto.

Comentarios de Facebook

También podría gustarte Más sobre el autor