La mayoría popular

Pablo Belardinelli

0

En el escenario político argentino conviven una fuerza popular y una fuerza conservadora, ambas con profundo arraigo histórico, aunque su configuración actual es reciente. Ambas fuerzas tienen potencial mayoritario, como quedó demostrado en las últimas dos elecciones presidenciales. Así, la democracia argentina tiene la fortaleza de la representatividad.

La fuerza popular es mayoritariamente peronista y la enorme mayoría de los peronistas integramos la fuerza popular organizada en el Frente de Todos.

Las disputas entre ambas fuerzas cubren un amplio espectro que va desde los símbolos de la tradición nacional hasta la inserción internacional de la Argentina, pasando por las prioridades de la economía, los modelos de estratificación social y las funciones estatales.

A la fuerza conservadora, en su carácter opositor de estos días, le alcanza con mantener movilizada a su minoría radicalizada en torno a oposiciones simples, tales como comunismocapitalismo, populismorepública o infectadurademocracia.

Nosotros tenemos el desafío de consolidar la mayoría popular mediante la atención adecuada de los problemas cotidianos. Nuestra acción de gobierno debe ser intensa, diversificada, eficaz y coordinada.

La pandemia COVID-19, además del problema sanitario, forzó una abrupta caída de la actividad económica y colocó al mundo en una situación de incertidumbre absoluta: nadie sabe cuándo se termina la epidemia y los gobiernos proceden por ensayo y error.

La mayoría de los argentinos elegimos resolver los problemas de todos, con todos y para todos. Hoy, más que nunca, necesitamos conformar ámbitos pluralistas de concertación sectorial para la construcción de una agenda de futuro.

También podría gustarte Más sobre el autor