Poema

Fede López Lambert

0

Nos dimos tanto espacio
que cruzamos el Oriente,
tanta agua entre los dos
que me pensé ahogado.

Las escaleras de granito puro
donde vimos los peldaños
no dejaron de llamarme
y así fui poniendo montañas
entre nuestro tiempo,
donde no pudieses verme.

El recuerdo de que estás viva
cada mañana con
el deseo será perpetuo,
como la incertidumbre.

El silencio después
de tanto desquicio
nos habita
como antiguas
casas abandonadas.

Las aves con las que
compartimos vuelo,
hoy nos reconocen
en este viaje inexacto y
yo,
desoyendo latitudes.

 

Fede López Lambert nació en 1982. Es abogado y docente en UBA y UNPAZ. Estudia poesía con Horacio Fiebelkorn y también es escalador y montañista. Su cita de cabecera es “La soledad es el paso previo a la libertad”.

Comentarios de Facebook

También podría gustarte Más sobre el autor